Voto seguro en centros de votación

Protegiendo a funcionarios electorales y votantes durante las elecciones.

Ningún funcionario electoral debe exponer su salud y ningún votante debe decidir entre exponerse a un virus o ejercer su derecho al voto.

Smartmatic pone a disposición de las comisiones electorales el programa Voto seguro en centros de votación que apoya a los funcionarios electorales a reducir el riesgo de propagación del coronavirus en los centros de votación para llevar a cabo elecciones seguras y dentro del calendario programado.

Cómo funciona

Trabajando de la mano con expertos en enfermedades infecciosas, adoptamos e implementamos un plan con enfoque holístico, utilizando nuestra metodología de diseño del proceso electoral para revisar todos los procesos, procedimientos y comunicaciones que se dan en el centro de votación.

Como resultado de nuestra evaluación, proveemos a las comisiones electorales de lo siguientes:

1.  Reporte de mitigación de riesgos

Este reporte toma en consideración todas las pautas oficiales establecidas y crea un mapa de procesos claro con medidas científicas que indican los posibles puntos de contagio y las acciones que se deben llevar a cabo para mitigar el riesgo para cada situación.

2.  Soporte para la implementación

Al trabajar con nuestro equipo de expertos para la mitigación de riesgos, las comisiones electorales recibirán todos los servicios, materiales y productos necesarios para implementar las medidas recomendadas; capacitar al personal ​​electoral en centros de votación, y monitorear y remediar contratiempos durante el día de las elecciones.

3.  Soporte de consultas durante todo el año

Durante el proceso de adopción y adaptación de nuevas medidas, continuaremos brindándole toda la información y el apoyo necesarios.

Para mayor información descargue nuestra hoja de datos.

Smartmatic también ofrece el programa para la seguridad del funcionario electoral, que sigue el mismo enfoque ofrecido en el programa de voto seguro en centros de votación, pero se centra en mitigar el riesgo de infección para funcionarios electorales en otras instalaciones electorales como pueden ser almacenes y bodegas, centros de escrutinio y centros de ayuda.