Search

Smartmatic

Voto electrónico verificable hace historia en Bélgica durante elecciones al parlamento europeo

Bruselas, 27 de mayo de 2014.- Por primera vez en las elecciones al parlamento europeo se utilizaron máquinas de votación con capacidad de imprimir comprobantes del voto. Esto sucedió este domingo 25 de mayo en Bélgica, y la tecnología fue provista por Smartmatic, líder mundial en automatización electoral.

Los comicios revestían de una alta complejidad ya que en ellos se elegían, no solo a los representantes del parlamento europeo, sino también a los de los parlamentos Regional y Federal de Bélgica. La moderna plataforma automatizada de votación, que había sido utilizado con anterioridad en elecciones municipales, y que se caracteriza por imprimir comprobantes físicos de cada voto, fue parte integral de los comicios en esta nación europea.  

Al comentar sobre la elección, Antonio Mugica, CEO de Smartmatic señaló: “Es un orgullo poner nuevamente a disposición de Bélgica nuestra solución de voto electrónico verificable. La ciudadanía vivió una experiencia de votación fácil y expedita, a pesar de tratarse de tres elecciones en una”.

Smartmatic prestó su tecnología y servicios electorales en 3.397 mesas de votación distribuidas en 153 comunas de las regiones Flamenca y Bruselas – Capital. El sistema automatizado incluyó 17.457 máquinas de votación con pantallas táctiles, unas 3.725 máquinas para el presidente de mesa, 3.725 urnas electrónicas, 8.400 llaves maestras USB y de respaldo y 185.000 tarjetas inteligentes.

Además, Smartmatic ofreció servicios complementarios para garantizar el éxito de la elección. Entre ellos destacan: apoyo técnico, mantenimiento y supervisión de los equipos el día de los comicios, entrenamiento a los operadores de campo, etc.

En noviembre de 2011, Smartmatic fue seleccionada por el Servicio Público Federal Interior de Bélgica (FPS) como proveedor de tecnología electoral durante 15 años. En ese momento, diseñó conjuntamente con el FPS una solución electoral automatizada verificable que se ajustara al marco legal y a los requerimientos de la nación europea. La misma fue probada por primera vez en octubre de 2012 durante las elecciones provinciales y municipales, las cuales transcurrieron fluidamente garantizando máxima transparencia durante todas sus fases.