Search

Smartmatic

Sistema verificable de voto electrónico: Una garantía para las elecciones con resultados estrechos

Caracas, 19 de abril de 2013.- La ventaja diferencial del sistema automatizado de votación que se utiliza en Venezuela es que permite verificar sus resultados por todas las partes involucradas. Esta característica cobra una tremenda importancia en lo que han sido las elecciones presidenciales más reñidas de los últimos 40 años.

Gracias al avanzado nivel de auditabilidad, y a pesar del apretado cronograma, para la elección presidencial realizada en Venezuela el pasado 14 de abril, se realizaron 18 auditorías previas, de las cuales 11 fueron realizadas sobre la plataforma tecnológica. Todas fueron avaladas por los técnicos de los diferentes partidos políticos.

1)  El sistema automatizado de votación Smartmatic es 100% auditable. Comenzando por la validación que hace cada elector de su voto, la comparación del acta impresa por la máquina versus los comprobantes depositados por el elector en la urna de resguardo y finalizando con la comparación del acta impresa por la máquina en el centro de votación contra el acta publicada por el poder electoral; sólo con estas tres verificaciones ya se puede demostrar que los resultados coinciden exactamente.

2) Los cuadernos de votación requeridos en Venezuela son cuadernos manuales. Es potestad del poder electoral entregarlos o no para su auditoría. Sin embargo, la información de cada elector está fielmente reflejada en el sistema de autenticación biométrica, y sobre este sistema se realizarán las auditorías requeridas por los partidos de oposición antes de la elección del 14 de abril.

3) Antes de la elección se realizaron 18 auditorías, las cuales fueron avaladas por todos los partidos políticos. De estas auditorías, 11 fueron realizadas sobre el sistema automatizado de votación, validando el exacto funcionamiento de todos sus componentes.

4) El elector venezolano debe autenticarse con su huella para poder habilitar la máquina de votación. Se realiza una validación de datos biográficos y biométricos. Antes de la elección se depura la base de datos de huellas y se garantiza que dos huellas iguales no estén cargadas en los dispositivos de autenticación biométrica. Esta base de datos es auditada por los partidos políticos. Sin embargo, los derechos constitucionales prevalecen, y no se puede negar el derecho al voto de ningún ciudadano venezolano, salvo que haya ejercido su derecho en la misma mesa y su huella aparezca registrada. 

5) La tecnología Smartmatic, por su característica intrínseca de auditabilidad y verificabilidad, permite todas las auditorías que solicitan los partidos políticos. Sin un sistema verificable, ni siquiera pudieran contemplarse. Es potestad de las autoridades electorales la realización de estas auditorías. 

Con estos comicios, Venezuela demuestra una vez más que la automatización electoral garantiza seguridad, precisión, transparencia y auditabilidad. Por ello, países latinoamericanos como El Salvador, Honduras, Perú, Colombia y México trabajan por la consecución de la automatización del sufragio, tanto en el ámbito legislativo como en el concerniente a la voluntad política.