Search

Smartmatic

Estudio: Votantes y operadores electorales de 2016 consideran esencial una mejora tecnológica para recuperar la confianza en el sistema de votación de Estados Unidos

Estados Unidos, Washington, D.C. - Diciembre 6, 2016 – Smartmatic, líder mundial en tecnología electoral, publicó hoy un estudio que destaca las preocupaciones de los votantes acerca del estado actual de las máquinas de votación en Estados Unidos, y también subraya la conexión existente entre tecnología obsoleta y la falta de confianza en los sistemas de votación estadounidenses. El estudio, realizado por la consultoría global Edelman Intelligence, muestra que, tras una polémica elección presidencial, la mayoría de los votantes estadounidenses desean que se invierta en tecnología y nuevos sistemas de votación. Los entrevistados consideran que una tecnología más moderna aumentará la confianza en las elecciones.

Hallazgos clave del estudio

  1. Ocho de cada 10 votantes y casi el 90 por ciento de los operadores electorales creen que las mejoras en la tecnología de votación fortalecerán y generarán confianza en las elecciones de Estados Unidos.
  2. Uno de cada cinco estadounidenses que votaron en la contienda presidencial no confía plenamente en que los resultados se procesan correctamente; y uno de cada tres tiene inquietudes sobre la exactitud de la tecnología de votación utilizada en su centro electoral.
  3. El 69 por ciento de los votantes encuestados — y casi el 80 por ciento de los afroamericanos, hispanos y votantes con discapacidades — dijo que apoyaría una iniciativa o legislación que respalde o financie mejoras en la tecnología de votación en los Estados Unidos.
  4. El 35 por ciento de los votantes afroamericanos e hispanos afirma que el proceso de votación en su centro electoral fue lento e ineficiente, frente al 25 por ciento de los votantes en general.
  5. El 86 por ciento de los electores que usaron máquinas de votación electrónica considera que éste es el sistema de votación más seguro.

Votantes y operadores electorales desconfían del sistema de votación de los EE. UU.

La encuesta nacional, que incluyó una muestra representativa de 1.000 votantes registrados y 550 operadores electorales, demostró el grado en que los sistemas de votación obsoletos afecta la confianza de los votantes en los resultados.

“Según nuestros resultados, uno de cada cinco estadounidenses que votó en la contienda presidencial no confía plenamente en que los resultados de las elecciones nacionales se tabularon correctamente”, comentó Kari Butcher, Vicepresidente Ejecutiva de Edelman Intelligence. “Además, uno de cada tres tiene inquietudes sobre la exactitud de la tecnología de votación utilizada en su centro electoral”.

Después de leer información de un estudio realizado por el Centro Brennan para la Justicia, que reveló que la mayoría de las máquinas de votación existentes en EE. UU. están peligrosamente obsoletas, el 36 por ciento de los votantes encuestados dijo que confiaba menos aún en los resultados de las elecciones nacionales.

Cabe destacar que los resultados mostraron que los encuestados sentían mayor confiaza cuando usaban tecnología, en comparación con otros métodos tales como votación por correo o papeletas. Sin embargo, casi el 80 por ciento de los votantes quiere actualizaciones a la tecnología de votación existente y más del 80 por ciento considera que estas actualizaciones no solo aumentarían la confianza en el sistema, sino que mejorarían el proceso electoral general y fortalecerían la democracia en los Estados Unidos.

"La confianza — desde que se emite el primer voto hasta el resultado final — es fundamental para toda democracia", dijo el presidente de Smartmatic, Antonio Mugica. "Las polémicas elecciones presidenciales de 2016 pusieron en duda los sistemas electorales estadounidenses y redujeron la confianza de los votantes en el proceso. Esta investigación ofrece un claro mensaje: la tecnología aumenta la confianza de los votantes y la confianza general en las elecciones. El momento indicado para actualizar los sistemas de votación de cara a las próximas elecciones de 2018 es este".
 
Votantes minoritarios se sienten desproporcionadamente afectados por la tecnología obsoleta

Más de un tercio de los votantes afroamericanos e hispanos dijo que su proceso de votación fue lento e ineficiente, y casi la mitad de los votantes hispanos indicaron haber utilizado tecnología de votación obsoleta. Un 92 por ciento de los afroamericanos encuestados y casi nueve de cada 10 hispanos sienten que los votantes merecen una mejor tecnología.

Estos hallazgos se suman a los resultados de un estudio previo de Smartmatic, que encontró que el 83 por ciento de los afroamericanos y el 76 por ciento de los votantes hispanos consideran que el país necesita invertir en la modernización del sistema de votación, como una manera de aumentar la participación de los votantes y fortalecer así la democracia.

Votantes merecen y desean ver mejoras en el sistema

Sesenta y nueve por ciento de los votantes encuestados—y casi el 80 por ciento de los afroamericanos, hispanos y votantes con discapacidad— dijeron que apoyarían una iniciativa o legislación que abogue o financie mejoras a la tecnología de votación en los Estados Unidos. Como era de esperarse, el 82 por ciento de los operadores electorales estuvo de acuerdo.

"Estamos viendo muy claramente que los votantes y operadores electorales estadounidenses, están pidiendo cambios en los sistemas de votación obsoletos, para construir confianza, promover la inclusión y fortalecer la democracia de su nación", dijo Mugica. "Esta investigación demuestra una clara necesidad por hacer mejoras en los sistemas antes del próximo ciclo electoral”.

Hallazgos del estudio demostraron que:

Votantes y operadores electorales no confían plenamente en el sistema actual

  • El 56 por ciento de los votantes afroamericanos, en comparación con el 81 por ciento de los votantes en general, confía en que los resultados de las elecciones nacionales fueron procesados con exactitud.
  • El 35 por ciento de los votantes en general están preocupados por la exactitud de la tecnología de votación utilizada en sus centros electorales locales.
  • El 36 por ciento del total de votantes confía menos en los resultados de las elecciones nacionales después de enterarse que 43 estados utilizan máquinas de votación electrónica que tienen por lo menos 10 años de antiguedad.

Las máquinas de votación son consideradas el sistema electoral más seguro

  • La mayoría de los votantes (51 por ciento) y de los operadores electorales (56 por ciento) encuestados creen que las máquinas de votación son el sistema de votación más seguro.
  • En general, los votantes se sienten más seguros en el sistema que usan, particularmente, al comparar la votación por papel en los centros electorales, la votación con máquina en las urnas o la votación por correo.
  • El 86 por ciento de los votantes que usaron máquinas de votación electrónica creían que era el método de votación más seguro, comparado con el 60 por ciento que votó en papel o usando una tarjeta perforada y el 57 por ciento que usaron voto por correo, quienes se sintieron más seguros en sus sistemas respectivos.
  • La confianza en el sistema de votación fue mayor entre los que votaron con máquina en los centros de votación.

Votantes minoritarios se sienten afectados de manera desproporcionada por tecnología obsoleta o que no funciona

  • Casi nueve de cada 10 votantes afroamericanos e hispanos afirman que mejorar la tecnología de votación de Estados Unidos aumentaría la confianza en el sistema de electoral.
  • El 35 por ciento de los votantes afroamericanos e hispanos afirmaron que el proceso de votación en su centro de votación local era lento e ineficiente, en comparación con el 25 por ciento de los votantes en general.
  • 46 por ciento de los votantes hispanos dice que la tecnología de votación en su centro electoral local estaba obsoleta, en comparación con el 32 por ciento de los votantes en general.

Votantes merecen y desean ver mejoras en el sistema

  • El 69 por ciento de los votantes y el 82 por ciento de los operadores electorales apoyarían iniciativas para defender o financiar mejoras a la tecnología de votación en los Estados Unidos.
  • El 92 por ciento de los votantes afroamericanos y casi nueve de cada 10 votantes hispanos y votantes con discapacidades desean mejor tecnología.
  • Casi el 40 por ciento de los operadores electorales dicen haber presenciado o experimentado problemas con la tecnología o máquinas de votación en su centro electoral, y una mayoría (51 por ciento) desearía haber recibido más capacitación para tratar cualquier problema relacionado con las máquinas de votación.