Search

Smartmatic

Referendo revocatorio Venezuela 2004: Smartmatic vs. la tecnología previa

¿Por qué fue mejor la tecnología Smartmatic?

A diferencia del antiguo sistema de votación venezolano, que empleaba escáneres ópticos para leer las boletas electorales, la tecnología de votación de Smartmatic proporcionó un sistema de Registro Electrónico Directo (DRE en inglés) con pantallas táctiles y rastros de auditoría en papel, verificados por los votantes.

Con este sistema, el cual fue desarrollado y desplegado específicamente pare este referendo, el proceso de votación fue completamente automatizado, generando más beneficios que el sistema previo, parcialmente automatizado.

Para este referendo, una computadora, o dispositivo de entrada, registra el voto y transmite los resultados de manera segura al centro de totalización, donde los votos son contados de manera casi instantánea. Las máquinas de votación en este tipo de sistema tienen impresoras integradas que emiten un recibo, el cual los electores pueden revisar para comprobar su selección antes de depositarlo en una urna electoral. De este modo el sistema es rápido, preciso y auditable.

Hubo otras razones para reemplazar el antiguo sistema de votación. Los costos de almacenamiento, partes de repuesto y mantenimiento eran elevados, así como lo eran las licencias para usar las máquinas. Más importante, quizás, era el hecho de que las antiguas máquinas no cumplían con la Ley Orgánica del Sufragio y Participación Política venezolana, la cual reza que “el proceso de votación, escrutinio, totalización y adjudicación será totalmente automatizado”.  

Hay todavía más razones por las cuales este cambio en la tecnología electoral fue una buena opción para Venezuela: 
1) El contrato entre el Consejo Nacional Electoral venezolano y Smartmatic no sólo proveía un sistema de votación electrónica seguro y confiable, sino también un equipo experimentado para supervisar la organización y ejecución del proyecto. 
2) El uso de la nueva tecnología le ahorró a la nación entre 20 y 30 millones de dólares, gracias a los costos de impresión significativamente reducidos, costos de mantenimiento mucho más bajos y la eliminación del pago de licencias. 
3) El sistema de votación de Smartmatic, a diferencia de su predecesor, ofreció un proceso transparente y 100% auditable. Es completamente inmune a manipulaciones, alteraciones o cualquier otro tipo de interferencia.